tratamiento de la dislocacion de la rotula

Luxación de la rótula

16 de agosto de 2022

La rótula cuenta con varios ligamentos y tendones alrededor que le permiten mantenerse en su lugar, a pesar de los movimientos que realizamos.

Sin embargo, si una gran fuerza impacta nuestra rodilla en cierto ángulo, esta podría deslizarse hacia un lado de la articulación. A esta patología es a lo que llamamos una luxación de rótula que no es más que una dislocación de la rótula.

La luxación de rótula puede ocasionar secuelas graves en la estructura de la rodilla, desgarrando o estirando músculos y tendones. Por eso, es una patología que debe tratarse a tiempo.

¿Qué es la luxación de la rótula?

La luxación de la rótula es una dislocación externa de la rótula. Sucede cuando la rótula se mueve de su posición en la articulación femororrotuliana. Esto hace que la rótula deje de estar alineada de la manera en que debería. Esta dislocación trae consigo otras consecuencias. A medida que sale deteriora los ligamentos y cartílagos.

La luxación de la rótula se suele confundirse con la dislocación de toda la rodilla. Pero ambas son diferentes, esencialmente porque afectan a articulaciones distintas. La primera afecta la articulación femororrotuliana y la última la articulación que une el fémur y la tibia. Además, la dislocación de rodilla es mucho más grave.

dislocacion de la rotula

¿Qué es la subluxación de rótula?

Una subluxación es una separación o dislocación de la rótula de la articulación, pero de una manera más parcial y no tan acentuada. En este caso, la rótula también se mueve de su posición original.

La subluxación de rótula normalmente ocurre cuando el paciente ya ha padecido una luxación de rótula previa. El estiramiento y daños en los ligamentos hace que la rótula esté más propensa a moverse, así sea un poco. A esto llamamos subluxación de rótula.

¿Cuáles son las causas de la luxación de la rótula?

Las luxaciones de rótulas ocurran cuando existe alguna lesión previa en la rodilla o por causa de movimientos repentinos de la articulación en una posición inadecuada. Naturalmente, esto hace que la rótula se mueva de su lugar y mueva consigo los ligamentos que están alrededor.

Ocurre con mayor frecuencia cuando el músculo que conforma el cuádriceps femoral se contrae, mientras que la rodilla está parcialmente flexionada y no se encuentra en la posición de rotación.

Esto puede incrementarse si hay alguna predisposición anatómica o genética de parte del paciente a sufrir este tipo de lesiones. Puede ocurrir en pacientes que son propensos a la inestabilidad. En casos como estos, solamente necesitan un mínimo impacto o realizar actividades normales para que ocurra la luxación. Suele deberse alguna anomalía biomecánica. Es decir, algún funcionamiento extraño a nivel biomecánico en la rodilla. Suele tener una causa genética y es común que otros miembros de la familia lo padezcan.

Existen cuatro anomalías biomecánicas que suelen hacer a los pacientes más propensos a la luxación de rótula:

  • Rótula alta. La rótula alta ocurre cuando el tendón rotuliano se encuentra demasiado alto. Esto hace que haya un retraso en el contacto que existe entre la rótula y el fémur. La consecuencia es que la fuerza del cuádriceps produce la luxación de la rótula, puesto que el fémur no puede frenar su desplazamiento.
  • Valgo de rodillas. También conocido como aumento del ángulo Q. El Valgo de rodillas sucede cuando se tienen las piernas en forma de X, lo que aumenta el ángulo del vector del cuádriceps con el tendón rotuliano. Así, la rótula es más propensa a desplazarse hacia la zona externa.
  • Rotura de ligamento LPFM. LPFM es el nombre del Ligamento Patelo-Femoral Medial. Este ligamento es el encargado de unir el fémur y la rótula internamente. Su función es impedir que la rótula se salga hacia afuera al momento de tener la rodilla extendida. Si este ligamento se rompe o tiene alguna lesión es casi seguro que ocurrirá una luxación de rótula. Además, en el 100% de los casos la luxación de rótula ocurre cuando este ligamento se rompe por primera vez.
  • Inserción del tendón rotuliano lateralizada. Si este tendón se inserta en la tibia de manera muy lateralizada, se aumenta el ángulo que forma el tendón con el vector del cuádriceps. Lo que hace que seamos más propensos a una luxación de la rótula.

Sin embargo, también puede ser provocada por algún accidente donde se sufra un impacto fuerte en la rodilla. Como una caída en una motocicleta o un golpe realizando algún deporte.

Luxación de la rótula: tiempo de recuperación

Si es con tratamiento normal y la dislocación de la rótula no es muy grave, la recuperación puede tardar entre 6 a 9 semanas. Sin embargo, si se ha pasado por una cirugía articular el tiempo de recuperación es considerablemente mayor.

luxacion de la rotula

Luxación de la rótula: tratamientos

En primera instancia, lo primero que se debe hacer es reducir la luxación de manera manual. Esto se hace intentado reubicar el hueso en su ubicación original en la articulación.

Posteriormente, se puede colocar una comprensa de hielo y algún antiinflamatorio para disminuir la inflamación. Es posible que también se recete un inmovilizador de rodillas para evitar que se mueva la rodilla durante las primeras semanas, y así permitir que la rótula se asiente en su lugar y todo lo que ha sido afectado se recupere. También se podría recetar una rodillera tubular elástica.

Adicionalmente, el médico le indicará que use diariamente una compresa fría sobre la zona lesionada para bajar la inflamación. Estas compresas se deben utilizar mínimo unas 3 o 4 veces al día. El uso de analgésico también ayudará mucho para aliviar el dolor.

Y como en todo tratamiento, se recomienda reposo. No realizar ningún tipo de deporte o actividad física que requiera mucho de nuestras piernas para evitar que el rótula se disloque de nuevo.

Luxación de la rótula: cirugía

La cirugía es la opción para casos más graves. Se recomienda la cirugía cuando:

  • La luxación de rótula ha ocurrido más de una vez. Si la rótula se disloca una segunda vez, eso puede ser un indicativo de que algo va mal alrededor. Mucho más, tomando en cuenta que cada vez que ocurre una luxación se producen más daños en la zona. Por lo cual, la mejor solución es la cirugía.
  • Se cuenta con alguna anomalía biomecánica. En el caso de que se cuente con anomalía biomecánica, como rótula alta, la mejor solución es la cirugía para que hacer que todo tenga su posición y funcionamiento adecuados. Esto debería hacer que el paciente ya no vuelva a sufrir una luxación de rodilla.
  • La lesión es muy grave. Si ocurrido un accidente y la lesión es muy grave, la cirugía es la mejor alternativa.



Publicado en FISIOTERAPIA

Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad
Copyright 2022. Osteopatía y Fisioterapia Rodríguez Aranda. Todos los derechos reservados.