sindrome lumbar facetario

Síndrome facetario lumbar: diagnóstico y tratamiento

19 de septiembre de 2022

El síndrome facetario lumbar es una enfermedad dolorosa que afecta a las articulaciones entre las vértebras lumbares. En este artículo, examinamos las causas, el diagnóstico y el tratamiento del síndrome facetario lumbar, incluyendo dónde obtener más información y apoyo si estás afectado.

¿Qué es el síndrome facetario lumbar?

El síndrome facetario lumbar es un término utilizado para describir el dolor y la inflamación de las articulaciones facetarias de la columna lumbar. La mayoría de los casos de síndrome facetario lumbar pueden atribuirse a cambios degenerativos de las superficies articulares subyacentes. La columna lumbar está formada por vértebras individuales unidas por ligamentos y unidas por articulaciones. Las articulaciones donde se unen las vértebras se denominan articulaciones facetarias. Los discos que se encuentran entre las vértebras tienen una cubierta exterior resistente como un disco elástico que absorbe el impacto del movimiento. El síndrome facetario lumbar es una de las afecciones más comunes que afectan a la columna lumbar, y la mayoría de los casos se atribuyen a cambios degenerativos en las superficies articulares subyacentes.

Síntomas del síndrome facetario lumbar

El dolor asociado al síndrome facetario lumbar suele describirse como profundo, doloroso o punzante, o como un músculo tenso en la parte baja de la espalda, las nalgas o la parte superior del muslo. El dolor puede ir y venir y variar en intensidad, pero suele ser más perceptible cuando se está sentado, de pie o acostado. El síndrome facetario suele comenzar en una articulación y luego se extiende a las facetas adyacentes. Además del dolor, los siguientes síntomas pueden indicar el síndrome facetario lumbar: – Adormecimiento u hormigueo en la pierna o el pie – Dolor de espalda que empeora al sentarse o moverse – Dolor que aumenta al levantar o subir escaleras – Dolor lumbar crónico que no desaparece – Debilidad en la pierna – Sensación de inestabilidad o tropiezo al caminar.

sindrome lumbar facetario sintomas

Causas del síndrome facetario lumbar

Cambios degenerativos en la articulación o en los ligamentos.

– El engrosamiento y el estrechamiento del cartílago que amortigua los extremos de los huesos donde se encuentra la articulación se produce por el desgaste con el envejecimiento. Esto suele conducir a un estrechamiento del espacio articular, lo que puede provocar un aumento de la fricción en la articulación y una inflamación.

– Los músculos lumbares tensos pueden ejercer presión sobre las articulaciones facetarias y provocar dolor en la parte baja de la espalda.

– Cualquier lesión o traumatismo en la columna lumbar puede provocar la inflamación de una articulación facetaria. Tumores

– En raras ocasiones, puede aparecer un tumor benigno en los cuerpos vertebrales o en las articulaciones facetarias. Es importante descartar esta posibilidad, ya que un tumor puede requerir cirugía.

Diagnóstico del síndrome facetario lumbar

Una visita al médico de cabecera o al fisioterapeuta es un buen primer paso para el diagnóstico. El médico o el fisioterapeuta le preguntará sobre sus síntomas, le hará un examen físico y puede pedirle un análisis de sangre o una radiografía para descartar otras afecciones que puedan estar causando el dolor. Las siguientes pruebas diagnósticas se utilizan a veces en el diagnóstico del síndrome facetario lumbar:

– Resonancia magnética: esta exploración se utiliza para ver los tejidos blandos de la espalda y cualquier otra zona que pueda estar causando dolor. También es útil para descartar otras afecciones que puedan estar causando dolor.

– Tomografía computarizada: Esta exploración se utiliza para descartar otras afecciones que puedan estar causando el dolor.

Tratamiento del síndrome facetario lumbar

Como en la mayoría de los tipos de dolor de espalda, el tratamiento debe comenzar con reposo, ejercicio, una dieta saludable y meditación. Algunas personas se benefician de tomar medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno, pero otras deben evitarlos. Ejercicios

– Se recomienda hacer ejercicios para ayudar a mejorar y controlar los síntomas, así como para mantener o mejorar la fuerza y la flexibilidad de la espalda, el abdomen y las extremidades inferiores. Calor, ultrasonidos, electroterapia

– El calor, los ultrasonidos y la electroterapia pueden ayudar a relajar los músculos y aumentar el flujo sanguíneo a la zona dolorida. Medicación, inyecciones, cirugía

– La medicación, las inyecciones o la cirugía rara vez se utilizan para tratar el síndrome facetario lumbar.

Otros tratamientos para aliviar el dolor del síndrome facetario lumbar

– La terapia cognitiva conductual, el yoga u otros métodos de relajación pueden ayudar a reducir el estrés, que puede causar o agravar el dolor.

– Los masajes pueden ayudar a relajar los músculos tensos y mejorar el flujo sanguíneo y la relajación en la espalda.

– La acupuntura es otro método tradicional chino que puede ayudar al dolor. – Los ejercicios de fisioterapia suelen ser útiles.

sindrome lumbar facetario que es

Consejos para ayudar a controlar los síntomas y sentirse mejor más rápido

– El dolor del síndrome facetario lumbar puede ser intenso, pero recuerde que no es una amenaza para la vida. Se curará y se sentirá mejor si es paciente.

– Lleve un diario de síntomas para controlar el dolor y otros síntomas que experimente. Un diario puede ayudaros a ti y a tu médico a entender tus síntomas y qué tratamientos pueden funcionar mejor.

– Tenga paciencia con su cuerpo. La curación lleva tiempo, e incluso después de que los síntomas hayan remitido debes tener cuidado para evitar volver a lesionarte la espalda.

– Duerme lo suficiente, bebe mucha agua y sigue una dieta saludable, ya que esto puede tener un gran impacto en el control del dolor.

– Mantenga un peso saludable, ya que el sobrepeso puede aumentar la tensión en la espalda, lo que puede provocar dolor.

El síndrome facetario lumbar es una enfermedad común que afecta a las articulaciones entre las vértebras lumbares. Los síntomas incluyen dolor y rigidez en la parte baja de la espalda y las nalgas, así como entumecimiento u hormigueo en las piernas. Las opciones de tratamiento incluyen reposo y ejercicios, medicación y fisioterapia. Los pacientes también deben tratar de mantener una dieta saludable y un horario de sueño para ayudar a minimizar los síntomas. Si experimenta alguno de los síntomas mencionados, concierte una cita con su médico lo antes posible. La detección y el tratamiento tempranos pueden ayudar a minimizar los efectos a largo plazo de esta enfermedad y permitirle volver a disfrutar de la vida en poco tiempo.



Publicado en FISIOTERAPIA

Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad
Copyright 2022. Osteopatía y Fisioterapia Rodríguez Aranda. Todos los derechos reservados.