Tendón de Aquiles

El Tendón de Aquiles

4 de marzo de 2022

Contamos con tendones en diversas zonas de nuestro cuerpo pero, sin duda, uno de los más conocidos es el tendón de Aquiles. Así como también es de los que suele verse más afectados por diversos tipos de lesiones. Para conocer más sobre las posibles causas del dolor tendón Aquiles, te invitamos a leer el post que te hemos preparado. 

¿Qué es el tendón de Aquiles y dónde se ubica?

Antes de hablar sobre las lesiones que pueden producirse, es fundamental conocer qué es el tendón de Aquiles y en qué zona de nuestro cuerpo se ubica.

Se trata del tendón que enlaza el músculo de la parte de atrás de la pantorrilla con el hueso del talón. De allí que a esta zona en general se le conozca por el término de talón de Aquiles

Dicho tendón pie es el encargado de permitir que el músculo de la pantorrilla pueda mover el pie. Por lo tanto, es un tendón fundamental para que los movimientos, al caminar o correr, se realicen de forma efectiva. Además, se le conoce por ser el tendón más fuerte de todo nuestro cuerpo, ya que soporta por completo nuestro peso. 

¿Cómo se lesiona el tendón de Aquiles?

Son diversas las causas que pueden generar una lesión en este tendón tobillo. Pero la mayoría de ellas están relacionadas con la sobrecarga o la tensión muscular que se puede generar en el área. 

Por ejemplo, al aumentar de forma repentina la intensidad de una rutina de ejercicios, se puede generar una lesión en esta área. En especial en las rutinas o prácticas deportivas en las que debes correr o saltar.

Por supuesto, tener una caída en la que tu talón caiga en una mala posición, también puede generar una lesión en esta área. Así como cualquier movimiento repentino accidental en el talón. Sin duda, las causas pueden ser muy variadas y según la intensidad de las mismas dependerá la gravedad de la lesión

Lesiones que afectan al tendón de Aquiles

lesiones-tendon-aquiles

Además de las causas, es fundamental señalar que existen una gran variedad de lesiones que pueden afectar al tendón de Aquiles. Esto quiere decir que, independientemente de la causa, se pueden generar lesiones variadas y esto dependerá de las partes del tendón, el talón y la pantorrilla que fueron afectadas. 

Algunas de las afecciones más frecuentes que generan dolor en el tendón de Aquiles son las que te explicaremos a continuación: 

Tendinopatía de Aquiles

Entre las afecciones que se producen al 100% en la zona del tendón, se encuentran la tendinitis y la tendinosis. Ambas son tendinopatías (Patologías a nivel de tendón) que afectan al tendón de Aquiles. 

Tendinitis de Aquiles

La tendinitis no es más que presentar un caso médico del tendón de Aquiles inflamado. Esta inflamación se puede generar por los esfuerzos o movimientos repetitivos del tendón que generan, a su vez, un desgaste del mismo. Por ello la tendinitis aquilea es una de las afecciones más frecuentes en esta zona del cuerpo 

Tendinosis de Aquiles

Por su parte, la tendinosis es una afección que genera el engrosamiento del tendón y la rigidez del mismo. A diferencia de la tendinitis, esta es una afección degenerativa. Al incrementar su grosor el tendón se vuelve más vulnerable a padecer de desgarros pequeños que pueden incrementar el caso de tendón de Aquiles dolor.

Ruptura del tendón de Aquiles

También es probable padecer de una rotura tendón de Aquiles. Esta es una de las lesiones más graves ya que se rompe el tendón por completo, lo cual genera altos niveles de dolor y la incapacidad de realizar movimientos con el pie

Aunque no es una afección tan común, puede ser causada por un accidente de gran gravedad. Si notas que no soportas el peso de tu cuerpo en el talón afectado, deberás dirigirte a urgencias. Mientras más temprano se trate la lesión, más llevadero será el tratamiento y reposo. 

Peritendinitis de Aquiles

La peritendinitis se suele confundir con la inflamación tendón de Aquiles (Tendinitis en sí). No obstante, la diferencia es que la inflamación no afecta al tendón en sí, sino que afecta al tejido que recubre el tendón

Bursitis de Aquiles

La bursitis es la irritación de la bursa, un saco de líquido que recubre los tendones para amortiguar los movimientos. La misma se encuentra en la zona baja del talón su respectiva irritación puede generar grandes molestias. 

Diagnóstico de problemas con el tendón de Aquiles

tratamiento-tendon-aquiles

Por supuesto, toda lesión que genere un caso de talón de Aquiles dolor debe ser examinada por un profesional para su respectivo diagnóstico. El profesional puede recurrir a diversos exámenes para el diagnóstico oficial, algunos de los más empleados son: 

Examen físico 

Una revisión física será imprescindible y, en muchas ocasiones, solo con ella se puede dictaminar diagnósticos de menor gravedad, como bien podría ser el diagnóstico de una tendinitis Aquiles

Prueba de Thompson

Por su parte, la prueba de Thompson es de ayuda para diagnosticar la ruptura del tendón. Ya que el médico apretará diversas zonas de la pantorrilla para determinar los movimientos que puede hacer el pie. 

IRM (Imágenes por Resonancia Magnética)

Otro examen ideal para diagnosticar con certeza un caso de rotura y su nivel de gravedad es la resonancia magnética. La cual ofrece imágenes detalladas del estado en el que se encuentra el tendón. 

Ultrasonido

Mediante un ultrasonido también se pueden obtener imágenes detalladas del tendón y el estado en el que se encuentra. Es también empleado para diagnosticar rupturas graves. 

Tomografías computarizadas

Las tomografías son las menos frecuentes en lo que respecta a lesiones en el tendón. Puesto que con las IRM suele ser suficiente, pero existen algunos médicos que prefieren la realización de una tomografía.



Publicado en FISIOTERAPIA

Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad
Copyright 2022. Osteopatía y Fisioterapia Rodríguez Aranda. Todos los derechos reservados.