Causas y síntomas de la condromalacia rotuliana

10 de octubre de 2022

La condromalacia rotuliana es el reblandecimiento o la degeneración de la superficie inferior de la rótula, el pequeño hueso situado directamente debajo de la rótula. No tiene una causa exacta y es muy poco frecuente en los jóvenes, pero también puede estar causada por el uso excesivo de una articulación en detrimento de otra. Se sabe que las mujeres son más propensas a la condromalacia rotuliana, pero sólo porque suelen tener los músculos del cuádriceps (los músculos del muslo que se extienden desde la parte superior de la rótula hasta la rótula) más débiles. Cuando estos músculos no son lo suficientemente fuertes como para soportar la fuerza del peso corporal, la rótula se ve sometida a una mayor tensión y es más probable que se desarrolle la condromalacia rotuliana.

Síntomas de la condromalacia rotuliana

  • Dolor en la rodilla: Este es el síntoma más común de la condromalacia rotuliana. El dolor puede variar en intensidad, pero suele ser peor al bajar las escaleras o al descender desde una posición de pie.
  • Hinchazón: El reblandecimiento de la superficie inferior de la rótula puede hacer que roce con la cápsula articular, lo que puede provocar una hinchazón de la rodilla.
  • Rigidez: Estar de pie con la rodilla doblada y luego enderezarla puede provocar rigidez en la articulación de la rodilla. La rótula puede rozar la cápsula articular al moverse.
  •  Empeoramiento de los síntomas con la actividad:  Si padece condromalacia rotuliana, es posible que los síntomas empeoren después de hacer ejercicio o subir escaleras.

¿Cómo se diagnostica la condromalacia rotuliana?

Un médico suele diagnosticar la condromalacia rotuliana basándose en los síntomas típicos que usted describe y en una exploración física de la rodilla.  También puede solicitar pruebas de imagen para descartar otros problemas de rodilla.

  • Tomografía computarizada (TC): una TC es una prueba de imagen especial que utiliza un ordenador para crear una imagen tridimensional de la rodilla desde diferentes ángulos. Usted se acuesta en una mesa y el técnico mueve un dispositivo sobre su rodilla. Se puede inyectar un tinte radiactivo en las venas de la pierna para mejorar la calidad de la imagen.
  • Resonancia magnética (RM): la RM es una prueba de imagen especial que utiliza imanes y ondas de radio para producir imágenes de la rodilla. Puede utilizarse una inyección de líquido de contraste para mejorar la calidad de la imagen.

Tratamiento de la condromalacia rotuliana

El único tratamiento real para la condromalacia rotuliana es el reposo para permitir que la rótula sane, y luego el fortalecimiento de los músculos del cuádriceps. Mientras tanto, puedes tomar medidas para mitigar el dolor y la hinchazón.

  • Evite las actividades que le causen dolor
  • Debe evitar las actividades que le causen dolor en la rodilla.
  • No se ponga de pie y utilice muletas si es necesario.
  • Evite correr o saltar, ya que estas actividades aumentan la tensión en la rótula.
  • Usa una rodillera: Si el dolor es intenso, puedes usar una rodillera para estabilizar la rótula.
  • Medicamentos y hielo: Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno, pueden aliviar el dolor y la hinchazón, al igual que un tratamiento de crioterapia con bolsas de hielo.

Ejercicios para la condromalacia rotuliana

Los ejercicios son la mejor manera de fortalecer los músculos del cuádriceps y evitar que la condromalacia rotuliana vuelva a aparecer.

  • Sentadillas de rodillas: comience por arrodillarse frente a una silla con los pies separados a la altura de los hombros y las rodillas tocando la silla. Apoya las manos en la silla para mantener el equilibrio. Levántese lentamente, extendiendo las rodillas lo máximo posible. A continuación, vuelve a bajar lentamente. Repite 10 veces.
  • Sentadillas en la pared:  Póngase de pie con la espalda apoyada en la pared y los talones a 15 centímetros de la misma. Doble lentamente las rodillas hasta que los muslos queden paralelos al suelo. Mantén la posición durante 15 segundos y vuelve a subir lentamente. Repite 10 veces.
  • Levantamiento de piernas : Túmbese de espaldas en el suelo o en una colchoneta. Levante lentamente la pierna hacia arriba hasta que la rodilla esté a 90 grados. Mantenga la posición durante 10 segundos y vuelva a bajar lentamente la pierna. Repite 10 veces con cada pierna.

La condromalacia rotuliana es una degeneración de la superficie inferior de la rótula y suele estar causada por el uso excesivo de la articulación de la rodilla. Por lo general, es una afección de personas que participan en deportes en los que tienen que doblar las rodillas repetidamente, como el tenis y el baloncesto. Aunque a menudo puede tratarse con éxito con reposo y ejercicio, se recomienda buscar atención médica si el dolor persiste. Lo más importante es evitar las actividades que provocan dolor y tomarse el tiempo necesario para curarse correctamente. Con el tiempo y el reposo, la condromalacia rotuliana suele remitir y a menudo puede evitarse que reaparezca. Si sufre de condromalacia rotuliana le recomendamos que reserve un turno con Osteopatía Sevilla



Publicado en FISIOTERAPIA

Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad
Copyright 2022. Osteopatía y Fisioterapia Rodríguez Aranda. Todos los derechos reservados.