Tratamiento para la articulación temporo mandibular (ATM)

12 de diciembre de 2022

La ATM o trastorno de la articulación temporomandibular es una enfermedad dolorosa y a menudo debilitante que afecta a la bisagra que conecta la mandíbula con el cráneo. Los síntomas de la ATM pueden incluir dolor en la mandíbula, el oído, la cabeza, el cuello y los hombros, chasquidos en la mandíbula y dificultad para masticar o comer. La ATM suele estar causada por estrés, rechinar los dientes, dientes desalineados o artritis, pero también puede ser el resultado de una lesión o de la genética. Conocer los síntomas de la ATM y las opciones de tratamiento disponibles puede ayudarte a encontrar alivio y volver a vivir tu vida. En este artículo, aprenderás todo lo que necesitas saber sobre la ATM, desde los síntomas y el diagnóstico hasta las opciones de tratamiento.

¿Qué es ATM?


ATM son las siglas de “TMD autognomónico”, que significa “dolor autorreferente de la ATM”. ATM es la abreviatura de “trastorno de la articulación temporomandibular”. El ATM es un conjunto de síntomas que indican dolor en la ATM. Los síntomas de ATM suelen ser dolor, chasquidos y ruidos, limitación del movimiento mandibular, limitación de la movilidad de la articulación temporomandibular y espasmos musculares en la parte superior del cuello y los hombros. A veces, ATM se utiliza como sinónimo de “TMJD”. Sin embargo, el TMJD es un diagnóstico más preciso.

Síntomas de la ATM

Dolor en la mandíbula: El síntoma más común de la ATM es el dolor en la mandíbula. Esto puede ocurrir en cualquier momento del día, pero suele empeorar cuando la mandíbula está sometida a tensión. El dolor de la ATM suele empeorar al comer, masticar o incluso bostezar.

  • Sensibilidad en la mandíbula: Si presionas la mandíbula, debes sentirla como el paladar. Si la mandíbula está sensible, es un signo de disfunción de la ATM.
  • Dolor de oído: Puedes notar dolor de oído detrás de la oreja, o incluso en la mandíbula. Esto puede ser un signo de disfunción de la ATM.
  • Dolor de cabeza: Aunque un dolor de cabeza no indica una causa específica, vale la pena mencionar que la ATM también puede causar otros tipos de dolores de cabeza.
  • Dolor de cuello y hombros: La ATM puede causar dolores de cabeza y dolor en los hombros y el cuello, al igual que otros tipos de dolores de cabeza.
  • Entumecimiento u hormigueo en la cara: En algunos casos, puedes notar entumecimiento u hormigueo en la mandíbula o en la cara.
  • Dificultad para masticar: Si te duele la mandíbula, puede resultarte difícil masticar bien los alimentos.
  • Dificultad para abrir la boca: Si la mandíbula está sensible y dolorida, puede ser difícil abrir la boca lo suficiente como para cepillarse los dientes o comer sus alimentos favoritos.
  • Diferentes problemas dentales: La ATM puede causar diversos problemas dentales, como dientes desiguales y mala alineación de la mordida.
  • Dificultad para abrir tarros, botellas u otros recipientes.
  • Sensación de que los dientes no están alineados correctamente.
  • Sensación de que los dientes son demasiado pequeños.

Diagnóstico de la ATM

Un médico puede hacer un diagnóstico de la ATM basándose en los síntomas que describes y en un examen de tus dientes y mandíbula. Para ello, el médico buscará desalineación entre los dientes superiores e inferiores, y/o desalineación entre la mandíbula superior e inferior. Si el dolor es intenso, el médico puede descartar otras afecciones, como una infección o un quiste. Es posible que te diga que te tomes unos días de descanso para ver si el dolor desaparece. Si no lo hace, o si empeora, es probable que le remitan a un especialista.

Causas de la ATM

  • Estrés: Aunque el estrés no siempre es una causa de la ATM, puede ser un factor importante que contribuya al dolor de mandíbula. Reducir el nivel de estrés mediante la meditación, el yoga u otras técnicas de relajación puede ayudar a mejorar los síntomas.  Rechinar los dientes: Rechinar los dientes puede provocar una desalineación de la mandíbula y puede ser una de las principales causas de la ATM.
  • Artritis: La artritis puede causar la desalineación de la mandíbula, y puede ser una causa importante de la ATM.
  • Desalineación de los dientes: La desalineación de los dientes puede causar la desalineación de la mandíbula, y puede ser una causa importante de la ATM.
  • Lesión en la mandíbula: Una lesión en la mandíbula puede causar la desalineación de la mandíbula, y puede ser una causa importante de la ATM.

Opciones de tratamiento para la ATM

  • Analgésicos de venta libre: Los medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno o el paracetamol, pueden ayudar a aliviar el dolor y reducir la inflamación.
  • Agua caliente/masaje muscular/mandibular: Aplicar calor a la mandíbula puede ayudar a aflojar los músculos y calmar el dolor moderado.
  • Técnicas de control del estrés: El estrés desempeña un papel importante en los síntomas de la ATM. Encontrar formas de reducir el estrés mediante la meditación, el yoga u otras técnicas de relajación puede ayudar a disminuir el dolor.
  • Evitar rechinar los dientes: Si rechinas los dientes, puedes utilizar un dispositivo protector, como un protector bucal o un protector nocturno, para ayudar a prevenir daños.
  • Tratamiento dental correctivo: Si su desalineación se debe a una mala alineación de los dientes, puede beneficiarse de un tratamiento de ortodoncia para realinear los dientes.
  •  La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la distensión de los músculos de la mandíbula y el cuello.

Busca ayuda médica para la ATM

Si tus síntomas no mejoran o empeoran, puede que te convenga acudir a un especialista en ATM. Un especialista en ATM puede ayudarte a determinar si el dolor y otros síntomas que experimentas se deben a la ATM y, en caso afirmativo, qué opciones de tratamiento existen. Si experimentas un dolor persistente en la mandíbula, es fundamental que acudas al médico lo antes posible. Cuanto antes reciba tratamiento, más posibilidades tendrá de curarse y evitar problemas a largo plazo. Si un médico detecta que padeces ATM, puede recomendarte una combinación de tratamientos, incluidos los autocuidados y la medicación con receta. Si te diagnostican ATM, es importante que sigas las instrucciones del médico y te ciñas a su plan de tratamiento.

Cirugía de la ATM

El tratamiento quirúrgico de la ATM suele ser el último recurso. Sin embargo, en algunos casos graves, la cirugía está justificada y es necesaria para recuperar el movimiento y la función normales. Aunque es poco frecuente, la cirugía puede recomendarse si el dolor es implacable y no responde a otros tratamientos, como el tratamiento dental y la fisioterapia. Hay dos tipos de cirugía que pueden recomendarse para la ATM: la sustitución articular o la realineación articular. La sustitución articular es un procedimiento quirúrgico en el que las superficies articulares se sustituyen por piezas artificiales, normalmente metálicas, para restablecer el movimiento y la función normales. La realineación articular, por su parte, consiste en reposicionar los huesos de la mandíbula sin utilizar piezas artificiales. En algunos casos graves, se recomienda la cirugía, aunque primero deben probarse los otros tratamientos no quirúrgicos mencionados.



Publicado en FISIOTERAPIA

Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad
Copyright 2023. Osteopatía y Fisioterapia Rodríguez Aranda. Todos los derechos reservados.