tenosinovitis Quervain

10 consejos para controlar la tenosinovitis de Quervain

24 de octubre de 2022

La tenosinovitis de Quervain es una enfermedad dolorosa que puede desarrollarse por el uso excesivo de las manos. Suele afectar a los tendones primero y segundo de la parte exterior de la muñeca, que controlan el movimiento de los dedos. Si realiza actividades que implican una presión excesiva sobre los pulgares y los dedos -como tocar la guitarra o lavar los platos a mano repetidamente- debe tener un cuidado especial para evitar que se desarrolle la tenosinovitis de Quervain. Siga estos consejos para controlar esta dolorosa afección con facilidad:

Utilizar herramientas ergonómicas durante el trabajo

Aunque esto no es una forma de prevenir la enfermedad de Quervain, puede ayudar a controlar los síntomas cuando ya están presentes. La mejor manera de evitarlo es utilizar mejores herramientas. Prueba a utilizar una empuñadura de tijera diferente, una empuñadura de bolígrafo diferente, o una forma diferente de sujetar tu guitarra/piano/lo que sea. Si eres teclista, prueba a elevar la altura de tu teclado y a utilizar un teclado dividido o con un espaciado diferente. Si tienes que teclear mucho, empieza a utilizar un reposamuñecas (algunos tienen incluso un gel en su interior para reducir la presión sobre los tendones).

consejos controlar la tenosinovitis de Quervain

Cuida tus manos con suaves masajes

Hay un par de maneras de hacerlo. Si tienes acceso a un rodillo de espuma, puedes pasar los dedos y las manos por él para masajear los tendones y aliviar parte de la presión sobre ellos. También puedes fabricar tu propio rodillo metiendo una pelota de tenis en un calcetín y atando el extremo para mantenerlo dentro. También puedes utilizar un instrumento de masaje más suave, como una pelota de golf o de lacrosse, para pasar por encima de los tendones durante 10-15 minutos al día.

Prueba el calor y el hielo para aliviar el dolor

El calor puede ser calmante cuando se tiene la enfermedad de Quervain, y puede ser útil mientras se intenta recuperar. Empieza con una bolsa de agua caliente o utiliza una almohadilla térmica en la posición más baja. Aplica el calor durante 20 minutos, mientras masajeas los tendones. El hielo también puede reducir la hinchazón, pero debe aplicarse durante 10-15 minutos, y no más. No pongas el hielo directamente sobre la piel, ya que puede causar congelación. En su lugar, pon un paño fino entre el hielo y la piel.

Consulta a un médico para determinar la causa

Si tienes un dolor persistente en el pulgar o la muñeca, un médico debe evaluar el dolor para determinar si es un síntoma de algo más grave. La artritis reumatoide y la diabetes son las dos causas más comunes de dolor en la zona del pulgar y la muñeca. Si tiene un dolor persistente en estas zonas, concierte una cita con su médico y cuéntele sus síntomas. El médico puede pedir un análisis de sangre para descartar la diabetes, o puede pedir una radiografía o una ecografía para descartar la artritis.

Manténgase activo y ejercite los músculos de la mano.

Mientras te enfrentas al dolor, asegúrate de mantenerte activo. No dejes que el dolor te impida realizar las actividades que te gustan. En lugar de centrarte en la reducción del dolor, intenta mover las manos y los dedos todo lo que puedas. Utiliza las manos todo lo que puedas, de todas las formas posibles. Incluso cosas pequeñas, como apretar y soltar las manos, pueden ayudar a evitar que los músculos de las manos se debiliten y sean menos capaces de sostener los dedos correctamente.

tenosinovitis de Quervain

Consigue una férula para inmovilizar la articulación de la muñeca

Si has probado los tratamientos anteriores y sigues experimentando dolor, puedes considerar la posibilidad de conseguir una férula para inmovilizar la articulación de la muñeca. Esto puede ayudar a aliviar el dolor y dar soporte a la articulación mientras se cura. Puede ser una buena idea consultar a un fisioterapeuta para encontrar la mejor férula para su situación y ayudarle a utilizarla correctamente.

Toma analgésicos y antiinflamatorios

Si has probado los tratamientos anteriores y sigues sintiendo dolor, puedes considerar la posibilidad de tomar analgésicos de venta libre, como el paracetamol o el ibuprofeno, y antiinflamatorios, como el naproxeno o la aspirina. Estos medicamentos pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación, pero asegúrate de utilizarlos según las indicaciones.

La tenosinovitis de Quervain puede ser una enfermedad dolorosa que afecta a la zona del pulgar y la muñeca. Si realizas actividades que implican una presión excesiva sobre los pulgares y los dedos, puedes estar en riesgo de desarrollar tenosinovitis de Quervain. Siga estos consejos para controlar esta dolorosa afección con facilidad.



Publicado en FISIOTERAPIA

Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad
Copyright 2022. Osteopatía y Fisioterapia Rodríguez Aranda. Todos los derechos reservados.