• English
  • Español
Osteopathy in pregnant

Osteopatía en las embarazadas

Durante el embarazo las mujeres son más conscientes de su cuerpo ya que se produce el mayor y más rápido cambio postural que experimentarán en toda su vida.

Los síntomas más comunes van desde un dolor de espalda hasta nausea matinal. Todo ello es producido por el rápido crecimiento del niño resultando en un cambio del centro de gravedad de la madre e introduciendo así cambios posturales cada semana.

Osteopatía y el embarazo

La seguridad del feto y de la madre es la preocupación principal del osteópata. Después de un examen exhaustivo el objetivo del tratamiento será aliviar las molestias ocasionadas por el crecimiento del bebé y mejorar la capacidad de compensación de la madre.

El buen funcionamiento mecánico de la pelvis y de la columna lumbar son importantes para un buen parto. Durante este proceso se necesitará una buena flexibilidad a nivel lumbar y sacroiliaco para acomodar la salida del feto.
La osteopatía también puede ayudar a aliviar otros problemas tales como el ardor de estómago, indigestión, estreñimiento, dolor en las nalgas, ingles y los síntomas asociados con la lumbalgia.

 

Molestias más comunes en la embarazada

Las mujeres que van al osteópata se quejan principalmente de:

  • Dolor lumbar y dolor asociado en las piernas.
  • Dolor de cuello y hombros.
  • Molestias alrededor del tórax e indigestión.
  • Molestias en muñecas y manos con hormigueos en los dedos.
  • Problemas post-natales de la pelvis.

Muchas mujeres optan por los cuidados del osteópata durante el período de gestación. Las técnicas usadas son muy suaves acomodándose tanto al estadío de la gestación como del problema individual de cada paciente.
El objetivo es ayudar a la laxitud muscular y ligamentosa asociada al embarazo.

El tratamiento a veces puede ser apoyado por ejercicios.

CONSEJOS.

  • Cuídese la espalda durante el embarazo, particularmente cuando cargue pesos.
  • Si está mucho tiempo de pie intente reducir la curvatura de su espalda.
  • Cuando se siente use un cojín e intente no cruzar las piernas.
  • Intente siempre dormir de lado colocando una pequeña almohada debajo de la barriga para reducir el estrés mecánico y también coloque una almohada entre sus rodillas.

Si por lo contrario prefiere dormir o descansar boca arriba debe colocarse unas almohadas por debajo de sus rodillas.

Nuestros tratamientos

Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad
Copyright 2019. Osteopatía y Fisioterapia Rodríguez Aranda. Todos los derechos reservados.