Hernia discal

22 de marzo de 2021

Las hernias discales son uno de los problemas más comunes en los adultos y, con el tiempo, pueden ocasionar diversas complicaciones. Es por eso que debes acudir con un especialista cuando sospeches que podrías tener una hernia discal y, en Osteopatía Sevilla, estamos para atenderte.

¿Qué es la hernia discal?

Una hernia discal o hernia de disco es un problema con uno de los amortiguadores cartilaginosos que se encuentra entre las vértebras que conforman la columna dorsal; estos amortiguadores tienen un núcleo suave y gelatinoso encapsulados en un anillo duro y gomoso. El problema ocurre cuando una parte del núcleo se empuja hacia afuera por un desgarre en el anillo.

Esto puede ocurrir en cualquier parte de la espina dorsal e irritar un nervio cercano; según su ubicación, la hernia de disco puede provocar dolor, entumecimiento o debilidad en un brazo o una pierna. Sin embargo, muchas personas no presentan síntomas de una hernia discal y tampoco es necesaria una cirugía para aliviar el problema.

¿Problemas derivados de la hernia discal?

Al final de la médula espinal encontramos la cauda equina, un grupo de raíces nerviosas que forman parte del canal medular, pero raras veces se ven afectadas por la hernia discal. Sin embargo, es necesario que busques atención médica de inmediato si presentas algunas de las siguientes complicaciones:

hernia discal causas

  • Anestesia en silla de montar: se le conoce así a la pérdida de sensibilidad en las zonas que normalmente tocaría una silla de montar; es decir, la parte interna del muslo, la parte posterior de las piernas y el área alrededor del recto.
  • Ciática: la hernia discal es una de las principales causas de la ciática, un dolor que se extiende des la espalda hasta el final de la pierna y puede traer otras complicaciones como pérdida de fuerza o de sensibilidad.
  • Disfunción de la vejiga o de los intestinos: si se ha visto afecta la cauda equina, es posible presentar incontinencia o dificultad para orinar, del mismo modo que ocurre cuando se sufre de ciática.

 Causas de la hernia discal

Con el paso del tiempo, es normal que los discos se vuelvan menos flexibles y más propensos a desgarrarse; en este sentido, la principal causa de la hernia discal es la degeneración discal, un desgaste natural y relacionado con el envejecimiento. Es poco frecuente que la causa sea un evento traumático, pero sí hay otros factores de riesgo que debes considerar.

hernia discal tratamientos

Factores de riesgo para sufrir hernia discal

  • Peso: el exceso de peso corporal causa estrés en la zona de la espalda lumbar, afectando directamente a los discos y puede ocasionarse una ruptura.
  • Trabajo: hay un mayor riesgo de padecer de hernia discal cuando se realizan trabajos que exigen gran esfuerzo físico; estos son levantar, tirar, empujar, doblar hacia los lados y torcer repetidamente. Un grave error que conduce al desarrollo de una hernia de disco es utilizar los músculos de la espalda en lugar de los de las piernas para levantar objetos pesados.
  • Genética: aunque es una causa mucho menor, hay algunas personas con una disposición genética a desarrollar hernia discal.
  • Tabaquismo: el tabaquismo reduce el suministro de oxígeno al organismo, lo que podría causar que los discos lumbares se desgastan más rápidamente.

¿Cómo tratar la hernia discal?

El principal tratamiento para aliviar los síntomas de la hernia discal es cambiar las actividades diarias para evitar el movimiento que causa dolor, así como tomar medicamentos para el mismo. Además, el médico podría considerar la realización de fisioterapia para minimizar el dolor causado por la hernia de disco. Del mismo modo, se recomienda lo siguiente:

  • Evitar el reposo en cama: en su lugar, lo mejor es descansar en una posición cómoda durante 30 minutos y luego salir a caminar un rato. Pasar tanto tiempo acostado puede complicar la recuperación al provocar rigidez articular y debilidad muscular.
  • Aplicar calor o frío: las compresas frías durante los primeros días pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación, mientras que el calor puede incorporarse después para dar alivio y comodidad. Si el dolor continúa, puedes intentar intercalar las compresas frías con las calientes.
  • Medicamentos: entre las medicinas que se incorporan en el tratamiento de la hernia discal, se encuentran los analgésicos de venta libre para dolores leves o moderados, así como los relajantes musculares. Además, el médico puede indicar inyecciones de cortisona para dolores más graves.

La mayoría de las personas presentan mejoras con este tratamiento conservador. Sin embargo, si los síntomas no disminuyen en seis semanas, el médico podrá sugerir una cirugía. Por lo general, durante la cirugía se extirpa solo la parte sobresaliente del disco y no el disco completo.

¿Necesitas ayuda con tu problema de hernia discal?

Si bien las hernias discales no suelen presentar una complicación en la mayoría de los casos, nuestro consejo es que las atiendas cuánto antes. Un diagnóstico temprano puede mejorar los resultados de un tratamiento conservador y no será necesario acudir a cirugía. Si crees que podrías estar sufriendo de una hernia discal, ponte en contacto con Osteopatía Sevilla para empezar a tratarla.

leer más

Publicado en SALUD EN GENERAL

ciatica que es

Ciática

18 de marzo de 2021

Si estás padeciendo de algún dolor desde la parte inferior de la espalda hasta debajo de cada pierna, podrías está sufriendo de ciática. Esta dolencia es bastante común, pero en Osteopatía Sevilla te ayudaremos a identificar las causas y te damos algunos tratamientos que pueden ayudar.

¿Qué es la ciática?

El nervio ciático se ramifica desde la parte inferior de la pierna hacia debajo de cada pierna, pasando por las caderas y los glúteos; en este sentido, se conoce como ciática al dolor prolongado en dicho trayecto. Si bien tenemos un nervio ciático de cada lado, es más frecuente que la ciática afecte una sola pierna.

ciática que la provoca

La intensidad del dolor puede variar, podría tratarse de una sensación aguada, de ardor o volverse insoportable; en ocasiones se siente una descarga eléctrica. También es frecuente que empeore al toser o estornudar. Es posible que se agrave si permanecemos sentados una cantidad prolongada de tiempo y algunas personas llegan a sentir entumecimiento, hormigueo o debilidad muscular.

¿Problemas derivados de la ciática?

La mayoría de las personas se recuperan sin presentar ninguna complicación, todavía existe la posibilidad de que esta afección genere una lesión permanente en los nervios. Si bien los problemas derivados dependerán de la causa de la ciática, debes prestar atención a los siguientes porque son los que necesitan atención urgente:

  • Las raíces nerviosas que mueven los músculos y llevan sensibilidad a las piernas deben preocuparnos si notemos una pérdida de fuerza. La manera más sencilla de valorar la fuerza es a través de la prueba de puntillas y talones; con los nervios sanos, deberíamos poder caminar de puntillas y también de caminar de talones con los dedos de los pies arriba.
  • Las raíces sacras llevan sensibilidad alrededor del ano, los genitales y las nalgas, además se encargan de regular la función de algunos órganos. La sensibilidad en esta zona es más importante y no suele pasar desapercibida, ya que se encargan de la función sexual y nos permiten orinar y defecar con normalidad.

Causas de la ciática

Por lo general, el pinzamiento del nervio ciático se debe a una hernia de disco en la columna vertebral o un crecimiento ósea excesivo en la columna vertebral. Hay otras causas menos frecuentes, como un tumor o alguna enfermedad (la diabetes, por ejemplo). Sin embargo, también hay algunos factores de riesgo a tomar en cuenta.

ciática tratamientos

Factores de riesgo para sufrir ciática

  • Edad: la causa más frecuente de la ciática son los cambios en la columna vertebral, como las hernias de disco y los espolones óseos, los cuales suelen aparecer con la edad.
  • Obesidad: el exceso de peso corporal es una sobrecarga para la columna vertebral, lo que puede contribuir a los cambios espinales que eventualmente desencadenará la ciática.
  • Profesión: todavía no hay pruebas de esta relación, pero creemos que la ciática se presenta con mayor frecuencia en personas cuyo trabajo les exige girar la espalda, trasladar cargas pesadas o conducir durante largos periodos.
  • Hábitos: la ciática no es tan frecuente en personas que permanecen activas como en aquellas que pasan largos períodos de tiempo sentadas o llevan una vida sedentaria.
  • Diabetes: ya que esta enfermedad afecta la forma en que el cuerpo utiliza el azúcar en la sangre, hay mayor riesgo a lesionar los nervios.

¿Cómo tratar la ciática?

Descansar un día puede ayudarte a aliviar el dolor, pero recuerda que la inactividad prolongada hará que los síntomas empeoren. En la mayoría de los casos, los pacientes que presentan ciática se recuperan con algunos cuidados personales como los siguientes:

  • Compresas frías: durante los primeros días sentirás alivio al colocar una compresa fría en la zona donde sientes dolor, durante 20 minutos varias veces al día. Puedes usar una compresa de hielo o incluso una bolsa de guisantes congelados envuelta en una toalla.
  • Compresas calientes: después de dos o tres días, recomendamos cambiar por compresas calientes; también puedes utilizar una lámpara de calor o una almohadilla de calor configurada en la menor temperatura. Si el dolor no disminuye, podrías alternar entre compresas frías y calientes.
  • Estiramientos: los estiramientos lumbares están recomendados para curar la ciática, ya que pueden aliviar la comprensión de la raíz del nervio. Lo más importante es que durante el estiramiento evites hacer movimientos bruscos, saltar o girar; es ideal que mantengas la posición durante 30 segundos como mínimo

Por supuesto, en ocasiones será necesaria una cirugía, donde deberá extraerse el espolón ósea o la hernia del disco que ejerce la presión. El médico debe considerar esta opción si el dolor crece de forma progresiva o no mejora con el tratamiento; de igual modo, cuando se ha perdido el control intestinal o de la vejiga.

¿Necesitas ayuda con tu problema de ciática?

Si estás sufriendo de ciática, lo mejor que puedes hacer es consultar con un profesional; así se te indicará un tratamiento y podremos identificar a tiempo si hay alguna complicación. Por fortuna, siempre puedes confiar en Osteopatía Sevilla para que te ayudemos a aliviar cualquier dolor o molestia muscular.

leer más

Publicado en SALUD EN GENERAL

dolor de huesos por la humedad

¿Por qué duelen los huesos con la humedad?

8 de enero de 2021

Los huesos son de las partes más importantes y fundamentales de todo nuestro organismo. Así como también son una de las más importantes, ya que es sumamente delicada y con el avance de la edad suelen aparecer afecciones en los mismos. Es entonces cuando el dolor de huesos con humedad se vuelve toda una realidad.

¿La humedad hace que duelan más los huesos?

Son muchas las personas, especialmente las personas mayores, que afirman que, cuando el clima está muy húmedo, sienten un mayor dolor en los huesos. Sin embargo, se debe tener en cuenta que el dolor huesos humedad es algo que viene, realmente, de las articulaciones y no de los huesos en sí.

De ese modo, se trata de un dolor articular, más allá de un dolor óseo como tal. No obstante, las personas suelen decir que se trata de un dolor en los huesos pues es tal y como lo sienten. Ya que, al fin y al cabo, las articulaciones se encuentran en todo el alrededor de algunos tipos de huesos de nuestro organismo.

Teniendo esto en claro, hay que saber por qué sucede esto. Si tú alguna vez has padecido de este tipo de dolor que aumenta con climas húmedos, de seguro más de una vez te has preguntado ¿Por qué duelen los huesos con la humedad? O las articulaciones, para ser más precisos.

por qué duelen los huesos con la humedad

Se trata de un tipo de dolor que padecen, sobre todo, las personas que ya tienen problemas o afecciones óseas. Y dicho dolor aumenta en climas fríos y húmedos debido a los baroreceptores que se hallan dentro de los tejidos de las articulaciones.

Los mismos son sumamente sensibles a todo lo que tiene que ver con los cambios en la presión de la atmosfera. Y, como bien sabrás, cuando hay clima de invierno, la presión atmosférica baja de forma notable. Lo cual hace que las células nerviosas de dichos receptores se activen y de allí nace el dolor.

¿Qué hacer para que duelan menos los huesos debido a la humedad?

Todas aquellas personas que alguna vez han experimentado este tipo de dolor saben a la perfección lo inhabilitante que puede ser en algunos casos. Es por ello que hay que tomar cartas en el asunto para hacer que el nivel del dolor se vea disminuido o, inclusive, evitarlo de ser posible. Es por ello que a continuación te hablaremos sobre qué puedes hacer para reducir el dolor articular que el clima húmedo causa.

Todo lo que tiene que ver con dolores óseos, articulares o musculares requieren de un gran esfuerzo de nuestra parte para tratarlos. Ya que factores como llevar una vida sana y activa influyen de manera notable en esto. Así pues, algunos de los consejos que puedes seguir para tratar este dolor de huesos y humedad en tu hogar son los siguientes:

Aplicar compresas calientes en la zona

Una de las cosas que puedes hacer para reducir el dolor de manera inmediata es aplicar compresas calientes en la zona en donde tienes el dolor. De manera que la posible inflamación que tengas en el área se vea reducida.

Además de que, ya que se trata de un dolor causado por el frío y la humedad, el calor será de gran ayuda. Pues gracias al mismo los baroreceptores de las articulaciones se calman y vuelven a su estado normal.

humedad y dolor de huesos

Mantener en buen estado los músculos

Del mismo modo, como se trata de un tipo de dolor que afecta a las articulaciones, nuestros músculos deben estar preparados. Es decir, todas aquellas personas que ejercitan bien sus músculos, pueden evitar padecer de este tipo de dolor. Es por ello que el ejercicio constante te permitirá reducir de manera notoria el dolor causado por el clima húmedo.

Sigue una dieta sana

Finalmente, pero no menos importante, la alimentación siempre será un factor de suma importancia ante cualquier tipo de situación médica. Incluso si simplemente se trata de dolor de huesos con humedad.

Ya que, al seguir una dieta sana y bien balanceada tu organismo estará consumiendo todas las vitaminas, proteínas y minerales que necesita. Tantas como para reconstituir y fortalecer el tejido muscular de todo tu cuerpo, incluyendo el articulatorio.

¿Te duelen los huesos por la humedad?

Si ya has intentando seguir los consejos anteriores y no has notado ninguna disminución en el nivel del dolor, entonces es momento de ir un poco más allá. Cuando veas que el dolor se está convirtiendo en crónico, lo mejor será que acudas al médico. Para ello puedes visitarnos en nuestro centro de Osteopatía y Fisioterapia Rodríguez Aranda en Sevilla.

Acá contamos con los especialistas osteópatas y fisioterapeutas necesarios para detectar tu dolor y llevar a cabo el tratamiento más adecuado según la zona del mismo. De tal modo que puedas calmar cuanto antes el dolor de huesos con humedad. Así que no dudes de comunicarte con nosotros, dentro de nuestra sección de contacto hallarás todos los medios por los cuales podrás agendar una cita.

leer más

Publicado en SALUD EN GENERAL

dolor lumbar en el trabajo, dolor de espalda en el trabajo

Ergonomía en el trabajo

20 de octubre de 2019

Generalmente decimos que nos pasamos más de media vida en el trabajo, y la verdad es que es un hecho. Independientemente de nuestra actividad laboral de media nos pasamos unas ocho horas trabajando cinco veces por semana.

(más…)

leer más

Publicado en SALUD EN GENERAL

Lesiones derivadas de un accidente de tráfico

18 de octubre de 2015

Todos conocemos la enorme importancia que adquiere el extremar precauciones a la hora de ponernos al volante. Pero por muy precavidos que seamos, aunque unos a un mayor nivel que otros, hay circunstancias y situaciones que se tornan inevitables a la hora de evitarlos: lluvia, escasa visibilidad, exceso de velocidad, falta de atención o despistes.

Pero sea como fuere, al final acabamos sufriendo las consecuencias de un accidente de tráfico en mayor o menor nivel en función a cómo éste sea. Consecuencias obviamente físicas, pero también psicológicas.
(más…)

leer más

Publicado en SALUD EN GENERAL

Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad
Copyright 2021. Osteopatía y Fisioterapia Rodríguez Aranda. Todos los derechos reservados.

× ¿Cómo puedo ayudarte?