• English
  • Español
dolor lumbar en el trabajo, dolor de espalda en el trabajo

Ergonomía en el trabajo

20 de octubre de 2019

Generalmente decimos que nos pasamos más de media vida en el trabajo, y la verdad es que es un hecho. Independientemente de nuestra actividad laboral de media nos pasamos unas ocho horas trabajando cinco veces por semana.

Debido a las tecnologías, hoy en día, la inmensa mayoría de los trabajos se realizan sentados enfrente de un ordenador. El ordenador nos obliga a estar muchas horas, prácticamente todo el tiempo en la misma posición, y es ahí donde radican los problemas.

De manera general, se puede decir que uno de los mayores factores lesivos es el mantenimiento de una posición o la repetición de un movimiento durante mucho tiempo.

En caso de nuestro cuello y columna dorsal y lumbar van adoptando unas posiciones alteradas a lo largo de los años. Vamos a comentar de manera ordenada los hallazgos que se van produciendo en cada una de las curvaturas.

A nivel cervical, suele ir adoptando una posición o de antepulsión con rectificación cervical. Esto significa, que la cabeza se va trasladando hacia adelante y además de ir extendiendo las vértebras superiores también se van poniedo más rectas algunas de las vértebras más medias. Igualmente, las vértebras en la transición cervico-dorsal, van adoptando una posición de flexión creando la tan llamada “chepa”. En cambio, y debido a condiciones preexistentes también las cervicales pueden adoptar una posición de rectificación total, que es cuando combinamos escritorio y pantallas al mismo tiempo. En ambos casos, y debido a la repetición de estas posiciones, la tensión muscular aumenta, y a lo largo de los años va fijando dichas posiciones, llegando a atrofiar fibras musculares, que por economía de gasto muscular se van haciendo más rígidas produciendo cambios estructurales en el músculo.

La musculatura más afectada, o mejor dicho, la que más síntomas produce y que más solemos abordar son los trapecios superiores, los cuales se van cargando y aumentando mucho la actividad en unos puntos, llamados puntos gatillos, produciendo dolor. Aunque no sólo producirá dolor, sino también debilidad de los trapecios inferiores, perpetuando la posición y por lo tanto los síntomas. Igualmente, otros grupos musculares como el esternocleidomastoideo, también se irán acortando, fijando mucho la posición de la cabeza hacia adelante. Debido a esto otros músculos más profundos, como los suboccipitales pueden ir acortándose y produciendo tensión en la cabeza, llegando a tirar de los anclajes óseos produciendo dolores de cabeza de origen musculoesquelético.

A nivel de la columna dorsal, y por la posición heredada comenzando por la flexión de la parte cervico-dorsal, se pone verdaderamente rígida. Esta rigidez, acompañada de la mala postura en flexión del tronco, debido normalmente, a la mala altura de los reposabrazos de las sillas de oficina, va flexionando la zona dorsal y reduciendo su movilidad.

La zona lumbar, debido a la altura inadecuada de las mesas y las sillas en el trabajo, también se ve afectada. En este caso la variedad de problemas es grande, debido principalmente a condiciones preexistentes. La columna lumbar se ve comprometida con la flexión lumbar que suele ir reduciendo la movilidad y los espacios vertebrales, aumentando la presión en los discos vertebrales a este nivel. Dicha compresión, conjuntamente con la falta de tono muscular adecuado, son a mi juicio, los responsbles de las alteraciones funcionales y patologías de la columna lumbar hoy en día.

Cómo evitar todo esto?

Debemos procurarnos una buena estación de trabajo. La pantalla del ordenador debe estar a unos 60 centímetros de distancia de nosotros y a cierta altura para evitar estar mirando para abajo produciendo rectificaciones cervicales. Igualmente, esta distancia también nos permitirá disponer de una buena posición de hombro, brazo y muñeca, para evitar lesiones de repetición en los tendones del manguito rotador del hombro y extensores de muñeca y retináculo de las mismas.

La posición del tronco debe ser erguida, ayudándonos para eso tanto el respaldo como el asiento donde disponemos nuestras nalgas. Hoy en día casi todas las sillas llevan una pequeña palanca que hará bascular la pelvis consiguiendo mayor o menor grado de curvaturas lumbares y dorsales. Es decir esto “nos pondrá derechos” y por lo tanto en una posción adecuada para mantener la posición de sentados más tiempo sin tanta carga inadecuada de la espalda.

Una vez hayamos conseguido nuestra posición básica, ahora debemos poner nuestros reposabrazos a la altura adecuada a la que no se nos carguen los trapecios y sentir que nos permite reposar el peso del brazo para hacer el menor esfuerza posible con el ratón del ordenador.

El reposapiés añadirá confort a todo añadiendo un buen punto de apoyo a toda la estructura.

Aunque todos estos puntos son prácticos e importantes, he de explicar, que no hay posición perfecta que se pueda mantener más de 45 minutos sin que la estructura del cuerpo se agote.

Así que nos debemos levantar de la silla por lo menos cada hora y readaptar y dar descanso a la posición tan continuada.

Muchas veces es la tensión mental la que nos hace permanecer más tiempo sentados sin levantarnos, perpetuando así la postura continuada que nos dañan tanto el cuello como la espalda en general.

leer más

Publicado en Blog

Fisioterapia y Osteopatía en Cefaleas y Migrañas

25 de febrero de 2019

¿Sabías que?

Las cefaleas afectan a un altísimo porcentaje de pacientes todos los años. Éstos están acostumbrados a vivir con su dolor de cabeza y a medicarse regularmente.

La Fisioterapia y la Osteopatía son disciplinas que se pueden aplicar en un alto porcentaje de los casos y obtener una mejora del problema. La aplicación de nuestro tratamiento reduce la intensidad y frecuencia de los dolores de cabeza. El tratamiento manual se ha demostrado muy efectivo a la hora de paliar los síntomas en muchos casos, tanto de las cefaleas de origen tensional y cervical como de las migrañas.

Durante la primera consulta se recopilarán las pruebas necesarias y se realizará una historia clínica exhaustiva para determinar el mapa del dolor, los factores que influyen en el mismo así como su frecuencia. Es recomendable que el paciente traiga todo el conjunto de pruebas que normalmente se han hecho previamente.

Se aplicarán tanto técnicas manuales como electroterapia para intentar modular el dolor. Cada caso es particular y se trata minuciosamente para conseguir buenos resultados en el menor número de sesiones que sea posible. 

 

leer más

Tendinitis del hombro: Lesiones del Manguito Rotador

25 de enero de 2016

 

El manguito rotador es un con junto de cuatro músculos que se unen en un solo tendón. Los músculos a los que nos referimos se llaman supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y mayor.

Estos músculos se disponen por encima de la cabeza del húmero y de manera simplificada hacen  que el brazo llegue por encima de la cabeza. Estos músculos son como el timón que dirige el movimiento del brazo pero no son su fuerza bruta.

De todos los músculos que componen el manguito, el que más se suele lesionar es el supraespinoso ya que tiene la disposición y la función más afectada. Sin embargo todos ellos se insertan en la tuberosidad mayor formando un mismo y único tendón.

Problemas frecuentes

Inflamación y desgarro parciales.

Debido al uso como a un movimiento extremo el tendón se suele sobre estirar produciendo un leve desgarro e inflamación. Todo ello producirá dolor a nivel tanto local de la parte anterior del hombro como también referido a nivel del brazo e incluso antebrazo y muñeca.

Desgarros totales

En caso de un esfuerzo máximo, desgaste o incluso trauma local, el tendón se puede desgarrar de manera completa llegando a la pérdida de la función completa de ese ángulo del movimiento.

Con los años la lesión tanto parcial como completa del manguito se hace cada vez más probable debido al desgaste natural del tendón.

Diagnóstico de los desgarros 

Lo primero será la clínica del paciente. El paciente sentirá dolor a la hora de separar y adelantar el brazo por encima de la cabeza.

Dolor tanto local como a distancia.

Dolor al contacto, reposo sobre el lado afecto.

El médico le prescribirá y realizará una radiografía para descartar cualquier daño óseo inicial o la presencia de alguna calcificación en las estructuras descritas. El manguito dañado no aparecerá en esta imagen.

Ecografía. Es una imagen especifica en el tiempo y dinámica que nos permite describir tanto el daño como la calidad de los tejidos.

Resonancia Magnética. Es una imagen de alta resolución que potencialmente puede diagnosticar muy bien el daño.

 

Tratamiento 

El tratamiento consiste inicialmente en controlar la inflamación cuando el desgarro es parcial.

Posteriormente comenzaremos el tratamiento manual a nivel de los vientres de los músculos cuyos tendones componen el manguito rotador, tanto local como a distancia.

Proseguiremos con el tratamiento a nivel de la estructura de soporte esquelético para lograr una buena relación de las carillas articulares de las articulaciones gleno-humerales y las otras articulaciones escapular y claviculares.

Balance funcional de la musculatura

Tratamiento localizado sobre el tendón.

Vendajes funcionales y Mc Connell.

En caso de roturas totales el tratamiento es quirúrgico y nosotros lograremos que el paciente vaya integrando y realizando compensaciones sanas además de restaurar una función completa.

 

 

 

leer más
Etiquetas: , , , ,
Publicado en Blog

Lesiones derivadas de un accidente de tráfico

18 de octubre de 2015

Todos conocemos la enorme importancia que adquiere el extremar precauciones a la hora de ponernos al volante. Pero por muy precavidos que seamos, aunque unos a un mayor nivel que otros, hay circunstancias y situaciones que se tornan inevitables a la hora de evitarlos: lluvia, escasa visibilidad, exceso de velocidad, falta de atención o despistes.

Pero sea como fuere, al final acabamos sufriendo las consecuencias de un accidente de tráfico en mayor o menor nivel en función a cómo éste sea. Consecuencias obviamente físicas, pero también psicológicas.

¿Y qué tipo de lesiones físicas podemos sufrir tras un accidente?

Lo accidentes de tráfico en general se pueden clasificar en dos tipos. Los de aceleración y deceleración. Hay otras variantes como los de colisión lateral.

En caso de una colisión clásica en el que hay un impacto frontal, debido a la inercia, la primera parte afectada será la cara posterior de sujeción del cuello, desde musculatura intrínseca como los esplenios y los suboccipitales hasta otras más superficiales como las diferentes fibras del trapecio o como los elevadores de las escápulas y otros tejidos importantes tales como un sobrestiramiento de la parte posterior discal como de las eferencias nerviosas que salen de las cervicales.

Posteriormente, durante el movimiento de recogida del latigazo cervical, potencialmente se dañarán los tejidos de la cara anterior del cuello tales como fascias, la cara anterior discal y sus ligamentos así como su principal musculatura tales como la musculatura interapofisaria como los escalenos y el esternocleidomastoideo además de otros tejidos como el árbol  respiratorio y sus ligamentos.

Todo ello dará unos síntomas más específicos tales como rigidez de toda la musculatura mencionada produciendo una limitación en la movilidad del cuello y de la espalda. Dolores de cabeza con irradiación desde la nuca hasta la zona frontal y ojos son bastante comunes. Otros síntomas comunes son tanto los mareos como los vértigos. Igualmente y debido a la relación anatómica tan estrechas puede aparecer una sensación de dificultad a la hora de tragar.

Radiográficamente puede aparecer una rectificación cervical y ecográficamente ciertos desgarros musculares.

Obviamente, la velocidad de aceleración o deceleración del accidente imprimirá más severidad a todos estos síntomas llegando a producir fracturas como las potenciales consecuencias neurológicas.

A parte de la velocidad, la distancia del sillón al salpicadero, la inclinación del respaldo y del cabecero tienen mucha importancia a la hora de la limitación de los daños  del accidente y así evitar fuerza y limitación del latigazo cervical. La presencia del cinturón con su sujeción en tres puntos obviamente es fundamental.

Otras variables tales como el hecho de ver venir el accidente pueden influir igualmente además de la situación cervical  preexistente de la espalda con presencia previa de rectificación, daños discales y escoliosis.

Nuestro tratamiento será puramente manual acortando enormemente el proceso de curación. Todo el tratamiento será manual donde se incluye tanto técnicas de estiramiento y masaje así como de manipulaciones tanto rápidas como lentas del aparato cervical y de la espalda en general. Los ejercicios contendrán y reeducarán la estructura para mejorar el proceso y prevenir posteriores consecuencias.

leer más

Bono de 5 sesiones “Especial Mayores”

8 de octubre de 2015

¿Conoces ya nuestro Bono especial de cinco sesiones Especial Mayores? ¿En qué consiste?

Este bono está dirigido a personas a partir de los 65 años que requieran de tratamientos de Osteopatía realizados por un profesional de dilatada experiencia, a un precio especialmente pensado para ellos.

Posee un importe de 150 €, lo que equivaldría a 30 € cada sesión. Cada sesión de Osteopatía &Fisioterapia en nuestra clínica tiene un  coste de 45€,  por lo que adquiriendo este bono, ahorrarías 75€.

Sin duda, es la mejor opción para cuidar la salud de nuestros mayores.

 

leer más
Etiquetas: , , ,
Publicado en Blog

En qué consiste y cómo tratar un esguince de tobillo

5 de octubre de 2015

Consiste en una distensión o rotura parcial o total de los ligamentos del tobillo. Generalmente  son los ligamentos peroneoastragalino anterior , peroneocalcáneo y el peroneoastragalino posterior los más afectados y pueden estarlo individualmente como en combinación.

Causas:

Suele ocurrir al realizarse una inversión del tobillo, es decir, al doblarse la planta del pie hacia adentro. Este movimiento no es natural, por lo que se suele llevar a un extremo tal que daña al ligamento rompiéndolo. Los grados de rotura definen la cantidad de ligamento dañado y la cantidad de movimiento y función preservada.

Un esguince de grado I, supone un desgarro menor del ligamento sin apenas afectación a nivel de movilidad y estabilidad.

Grado II: presentan una rotura parcial y por lo tanto una afectación de la estabilidad y función del tobillo bastante más presente afectando significativamente.

Grado III: Rotura o desgarro completos, con una pérdida de funcionalidad completa. Dentro de este grado, también a hay una nueva clasificación en relación no sólo a la cantidad de fibras afectadas de un solo ligamento sino a cuántos de los tres ligamentos principales ara la estabilidad se han afectado.

Síntomas:

El paciente suele recordar que los síntomas comienzan con una torsión puntual del tobillo y con una instauración prácticamente inmediata de una inflamación particularmente cuando para de hacer la actividad física y en las primeras horas. Igualmente se produce una inmovilización inmediata debido al dolor.

En estos casos suele venir acompañado de una reducción de la movilidad en particular a la dorsiflexión y por supuesto a la inversión del pie.

Osteopáticamente hablando se busca las consecuencias óseas del impacto per se y también las causas que hayan podido ayudar a causar el accidente y por lo tanto el esguince de tobillo.

En esta línea vemos cómo es posible una restricción de movimiento en la articulación con el astrágalo y a su vez, alteraciones de las articulaciones del mismo con el calcáneo y otras articulaciones del medio pie.

Paralelamente, alteraciones tanto a nivel lumbar como alteraciones de la linealidad de la espalda y alteraciones pélvicas pueden causar desalineaciones tanto a nivel del fémur como de la tibia y por lo tanto provocar fuertes torsiones y predisposición a la torcedura del tobillo.

De esta misma forma, las alteraciones del tobillo y tanto su restricción como aumento de la movilidad, pueden causar un impacto mecánico tanto a nivel de las rodillas, como de las caderas, y así continuar subiendo hasta pelvis y espalda.

Evolución- Tiempo:

Biológicamente hablando puede tardar de tres a 6 semanas la reparación de las fibras ligamentosas.

Por otro lado, una vez formado el tejido cicatricial  a nivel ligamentoso, también se propiciará la rehabilitación de la propiocepción y por lo tanto la coordinación del tobillo. Esto fijará y por lo tanto asegurará la correcta y permanente rehabilitación del tobillo evitando recidivas.

Tratamiento Osteopatía: ¿Cómo podemos ayudarte?

El objetivo principal el primer día es reducir la inflamación  regular la movilidad de la articulación (PRICE) usando la compresión, elevación y el hielo.. Tanto mediante una inmovilización como normalizando la movilidad entre las articulaciones del medio pie mediante manipulación suave.

Una vez normalizado la inflamación se puede empezar a instaurar el apoyo paulatino y paralelamente se podrán ir prescribiendo ejercicios para estimular y mejorar la propiocepción en la articulación.

leer más
Etiquetas: , , ,
Publicado en Blog

Consejos para la mujer embarazada

5 de octubre de 2015

El embarazo es uno de los períodos donde ocurren los mayores cambios y más deprisa en el cuerpo de una mujer.

El cuerpo de la mujer debe estar en las más óptimas condiciones no sólo para el feto en desarrollo en sí mismo sino también para poder aguantar con el peso que día a día se va poniendo tanto por el niño como por todo el aparato placentario y todos los líquidos necesarios para la correcta protección y desarrollo del bebé.

El cuerpo debe lidiar con un peso que en su mayoría se concentra en el vientre de la madre y la espalda en condiciones normales está preparada para ello, si bien alteraciones en la forma de la misma como también restricciones pueden desembocar en molestias y lesiones particularmente en el segundo y el tercer trimestre de la gestación.

Las curvaturas naturales de la espalda se incrementan apelando a su capacidad física que como todo arco tienen para amortiguar. Dichos arcos en condiciones normales no causarán ningún tipo de problemas inicialmente, pero en los casos en los que la paciente tenga leve desviaciones o restricciones en la espalda darán la cara inmediatamente debido al reto que le supone a la espalda lidiar con el peso extra en desarrollo. Otras afecciones tales como alteración en la altura de los miembros, espondilolistesis, hiperlosdosis o hipercifosis y otras muchas pueden tener una gran importancia durante los meses de gestación.

Todo lo anterior tendrá una importancia determinante igualmente durante el último trimestre cuando las hormonas preparatorias del parto comiencen a causar una mayor laxitud ligamentaria y por lo tanto mayor creación potencial de lesiones y mayor sobrecarga muscular. El objetivo de estas hormonas es la preparación de los ligamentos de la pelvis para el parto, y así poder alcanzar las medidas necesarias para el período expulsivo del parto. La pelvis sigue siendo tanto el soporte de la espalda y por lo tanto alteraciones en la misma supondrá un efecto inmediato en todo el sistema.

Todo ello resultará en disfunciones y dolor en las articulaciones lumbosacras y sacro-ilíacas además de molestias cervicales y dolores de cabeza.

Todo ello con contracturas asociadas y con disminución del retorno venoso que resultará en hinchazón de los tobillos y piernas.

Paralelamente el peso de la mujer embarazada ha de ser controlado y respetado en los márgenes que el ginecólogo estipule, ya que no será bueno ni para el feto ni para la estructura fisiológica de la madre.

El tratamiento de osteopatía es siempre la mejor opción teniendo en cuenta que es un tratamiento puramente manual que mejorará no sólo lo anteriormente expuesto, sino potencialmente la salud del feto, ya que la reducción de las contracturas y restricciones resultarán en un mejor soporte y por lo tanto mejor aporte sanguíneo para el feto.

Igualmente, la osteopatía aportará consejos ergonómicos adaptados a cada paciente y a este momento tan especial como es el embarazo. Un buen descanso no sólo recuperará las articulaciones y los músculos la mujer embarazada, sino que mejorarán el desarrollo del feto.

Todo ello irá acompañado de recomendaciones sobre ejercicios para favorecer el correcto mantenimiento y relajación de la madre y el niño.

Por todo ello, por la naturalidad y el enfoque manual de todo el tratamiento, la osteopatía se convierte en una opción segura totalmente libre de medicamentos y sustancias químicas con efectos adversos o desconocidos en el desarrollo del bebé. Este tratamiento se convierte en un buen arma terapéutica disponible ya no solo a nivel de tratamiento, sino de mantenimiento y prevención de la salud de la mamá embarazada durante todo el periodo de gestación.

 

leer más
Etiquetas: , ,
Publicado en Blog

Beneficios de la osteopatía para la salud

1 de octubre de 2015

La osteopatía es una terapia alternativa que se dedica al tratamiento de la estructura y los problemas mecánicos del cuerpo y beneficia a la salud desde varios puntos de vista.

Contempla a la enfermedad y a la salud desde un punto de vista holístico, como un todo y está normalmente relacionada con la buena salud de los huesos, las articulaciones, los músculos y el tejido conectivo y considera que éstos no tienen la función evidente de formar parte de nuestro cuerpo sino que desempeñan un papel central en el mantenimiento general de la salud.

La osteopatía trabaja además en forma global todo el organismo restableciendo a través de la práctica manual el equilibrio de todo el cuerpo. Es una terapia indicada para enfermedades de diversas índoles no solo las relacionadas al sistema mecánico y estructural del cuerpo.

Así es una técnica recomendada para tratar trastornos del aparato locomotor como dolores musculares, tendones, contracturas, ligamentos, huesos y articulaciones; trastornos del sistema respiratorio como tos, gripe, bronquitis, etc; trastornos digestivos como estreñimiento, gases, colon irritable y ardor; trastornos pediátricos como cólicos, hiperactividad, insomnio; trastornos psicológicos como estrés, ansiedad, migrañas, mareos, dolores tensionales y más y también trastornos relacionados al dolor menstrual, incontinencia, etc.

leer más
Etiquetas: ,
Publicado en Blog

Osteopatía, una aliada contra los cólicos del lactante

1 de octubre de 2015

Son la pesadilla de muchos padres. El niño se pone rojo, a veces rígido y, por más que lo intentemos, no deja de llorar. La osteopatía puede ser una buena opción contra una de las patologías más frecuentes en bebés: los cólicos del lactante. César Gimilio, fisioterapeuta y osteópata despeja las dudas y elabora un mapa de actuación para padres de niños que sufren cólicos:

1.El concepto de “cólico del lactante”

Se desconocen los motivos exactos que los provocan. Suelen aparecer en bebés de edades comprendidas entre dos semanas y los 4 meses, aunque se puede prolongar.

Principalmente, lo vamos a identificar porque son bebés que lloran mucho sin causa aparente y hacen pasar noches interminables a los padres, por sus dolores abdominales y, en algunos casos, por un reflujo gastroesofágico asociado.

2. La causa

En principio, la inmadurez del sistema digestivo del bebé es la causa principal. Esta inmadurez va a generar un aumento del peristaltismo, es decir, toda la musculatura que utiliza el niño tanto para hacer la digestión como para movilizar las heces está hipertónica (con un tono muscular muy alto) y molesta mucho al bebé.

leer más
Etiquetas: ,
Publicado en Blog

Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad
Copyright 2020. Osteopatía y Fisioterapia Rodríguez Aranda. Todos los derechos reservados.